En buenas manos

médicos de confianzaEn otras entradas he hablado de lo importante de tener buenos médicos que nos den apoyo y confianza. En mi caso desde el principio he tenido el mismo neurólogo, lo elegí por que me parecio muy buena persona y me resulta muy facil hablar con él, se implica y preocupa por sus pacientes. Me dijo una frase fundamental: ” intenta no asustarte, esta enfermedad es distinta en cada persona, quizá estes pensado en todo lo malo que puede ocurrir y no te ocurre, no se sabe (…)”. Fue todo lo contrario a lo que me dijo la doctora que me dio la noticia, me conto todo lo peor que me iba a pasar, y pasado 14 años puedo decir que se equivoco. Desde hace 1 años he empezado paralelamente con otro médico que utiliza terapias alternativas no empleadas por la medicina tradicional y que tienen muy buenos resultados. Mi neurólogo no es contrario a las mismas,  siempre me dice que tengo que buscar lo que a mi me vaya bien. Considero que esta es la mejor forma de tener toda la información y poder elegir. Ambos respetan el trabajo y profesionalidad del otro y sus tratamientos son complemetarios. Por mi parte mantengo informados a ambos de todo.


Si te ha parecido interesante esta entrada deja un comentario o compártela. ¡Gracias!

Difícil de explicar

explicación EMCreo que una de las cosas mas dificiles de tener esclerosis múltiple, es explicar los distintos sistomas que tienes y la incomprensión por parte de la gente; Tener sensación de hormigeo, que te vayan a acariciar en cierta zona y te resulte molesto, que sientas la pierna fria. no es algo que a las personas que no la tienen les sea facil de entender. Esto hace que tengas que estar continuamente explicandote.

Cuando estas muy cansado y no puedes ir a algún acontecimiento te toca oir los mismos comentarios:” venga si veras como luego te ánimas, no hagas pereza” o “si yo támbien tengo esto o lo otro” como si te fuera a aliviar el mal ajeno. Cuando cuentas algo que te ocurre, a veces parece insignificante: ” bueno, tienes una sensación rara tampoco es tan grave”, sin darse cuenta que no es solo eso, si no el miedo que produce el no saber que esta sucediendo en nuestro cuerpo y el pensar si es solo el principio de algo peor.

Con los años vas aprendiendo que lo tienes tú. Te explicas si lo ves necesario o si no te ahorrar tiempo y esfuerzo diciendo que no vas porque no te apetece o tienes otra cosa que hacer o sueltas algo divertido, que la risa siempre viene bien.

Para mi, y después de muchos años, creo que lo importante es entenderse uno mismo y tener claro que quien te quiera bien hará el esfuerzo en comprenderlo y el resto si no puede, es por su limitación mental. No es tu problema es el suyo. Pero también voy sabiendo reconozco la valentia y el gran merito de los que comparten con nosotros la vida, aceptándonos y apoyándonos. Digo: “voy sabiendo” porque aún sigo llevándome gratas sorpresas.

Se puede ser feliz de muchas formas distintas, no todos tenemos que hacer grandes cosas o llevar una vida llena de aventura y desenfreno.


Si te ha parecido interesante esta entrada deja un comentario o compártela. ¡Gracias!